martes, 6 de mayo de 2014


Fin de semana con niños en Lisboa

fin de semana con niños en lisboa

Un recorrido por Lisboa por los emplazamientos favoritos de los niños. También damos ideas para adentrar nuestros jóvenes en el fascinante mundo del arte.


Sin adentrarnos por los alrededores de la capital portuguesa (eso lo dejamos para otro día), la romántica Lisboa dispone de encantadores rincones (muchos de ellos con zonas verdes) que harán las delicias de nuestros niños. Además, si la familia viaja con jóvenes adolescentes, la ciudad da pie a hacer una primera inmersión en la cultura lusa. Como tenemos que darnos prisa, comencemos:

vacaciones con niños en lisboa

Primera idea de vacaciones con niños en Lisboa


Ir a Lisboa y no subir hasta lo más alto de Alfama, hasta el Castillo de San Jorge, por el laberinto de calles estrechas, desconchadas y bohemias de este barrio de donde sale el fado es dejar el viaje incompleto. Aparte de las impresionantes vistas sobre toda la bahía, junto a la Torre de San Lorenzo se encuentra un pequeño jardín arbolado donde viven en total libertad gansos y patos.

Además, hay que organizar la agenda para coincidir con las últimas luces del crepúsculo y poder disfrutar del atardecer desde esta atalaya más que privilegiada.  Con un poquito de tiempo y ganas, hay que hacerse, también, unas fotos en la Catedral, en la Sé, situada en la parte vieja y muy cerca del castillo.

vacaciones con niños en lisboa

Segunda idea para disfrutar con niños en Lisboa


La mañana siguiente, la del sábado, se puede disfrutar en el espacio monumental de Belém. Como hay mucho que recorrer, habrá que ir haciendo paradas en las buenas pastelerías, salones de té y restaurantes con cocina tradicional que se encuentran en la zona. Si la joya del arte manuelino que es el Monasterio de los Jerónimos no fuera suficiente, la explanada que está enfrente con sus jardines a la francesa será del gusto de nuestros pequeños viajeros.

Como también lo será el Jardín Agrícola Tropical con especies de plantas exóticas traídas desde las antiguas colonias portuguesas. Otro lugar interesante y divertido para pequeños y mayores es el Museo Nacional de Coches, con carruajes muy bien conservados y modelos antiguos de taxis. Ni que decir tiene que hay que hacerse una foto junto a la Torre de Belém y el Monumento a los Descubrimientos.

vacaciones con niños en lisboa

Ideas para niños mayorcitos en Lisboa: arte y cultura


Lo bueno que tienen las escapadas de fin de semana es que, a pesar del ajetreo, los días se viven de forma intensa y el regreso a la cotidianidad se hace con más fuerza. Lo malo es siempre el tiempo.  Por eso, si se viaja con niños mayorcitos, la familia sopesará la oportunidad de introducir a nuestros jóvenes en el fascinante mundo del arte.

Lisboa dispone de dos museos de primer orden: el Museo Calouste Gulbekian, con obras contemporáneas y artes decorativas y el Museo de Arte Antiga que expone piezas desde la Edad Media hasta el siglo XIX, como un precioso Libros de Horas (de plena actualidad debido a robos) perteneciente a Don Manuel. Sin embargo, si los niños son más pequeños, preferirán una visita al Jardín Zoológico de Lisboa con sus miles de animales de todas las especies posibles. Lo que sí es cierto es que toda la familia tendrá que dar un respiro en algún momento para tomarse un refrigerio. Entonces, una visita al Café Brasileira, donde compuso algunos de sus versos el poeta Fernando Pessoa, es parada obligada.

Con tanto ajetreo, apenas vais a parar por vuestros apartamentos en Lisboa. La ciudad dispone de buenos transportes públicos para moverse y, por supuesto, es imprescindible subirse a su decimonónico tranvía. ¡Qué lo paséis bien!

Y más ideas libros, guías y detalles para viajar con tus niños







cookie script