martes, 1 de abril de 2014


Hospital de los Venerables de Sevilla

Hospital de los Venerables de Sevilla

En el corazón palpitante del Barrio de Santa Cruz se erige este edificio barroco que exhibe sin pudor azulejos locales pintados a color, techos mudéjares realizados en maderas exóticas, frescos de Valdés Leal, el pintor barroco del “Sic transit gloria mundi”, un retablo abigarrado en pan de oro, una escalera de mareo, un órgano propio de los ángeles, bellos ejemplares de raros Ficus superba var. Japonica, esto es magnolios de origen japonés y mucho más…


Origen del Hospital de los Venerables de Sevilla


Estamos a finales del Siglo XVII, en Sevilla. Por entonces, la capital es una urbe cosmopolita y contradictoria que lo mismo levantaba elegantes palacios que daba cabida a pícaros y vividores de media Europa. Sevilla, puerto hacia Las Indias, congregaba una multitud variopinta que, a pesar de todo el oro que entraba en su puerto, pugnaba por sobrevivir muy a duras penas.

Hospital de los Venerables de Sevilla

Eran sacerdotes sin familia y sin hacienda, hidalgos sin oficio ni beneficio, viudas desamparadas, huérfanos abandonados y toda una larga lista de pobres de toda condición social. De entre ellos, solo los más afortunados lograban hacerse con un débil refugio al calor de las órdenes religiosas caritativas o de las hermandades.

Aunque estas últimas hoy son solo conocidas (un poco injustamente) por su aspecto más folclórico, en sus inicios, realizaban (también lo hacen en la actualidad) una labor social de emergencia. Proveían de pan, techo, débiles medicamentos, cobijo anímico o misas a buena parte de los pobres que rondaban por la ciudad.  Una de las más antiguas, la del Silencio, fundada en el siglo XIV y, en la actualidad, en peregrinación en La Madrugada de la famosa Semana Santa de Sevilla, se autoimpone una ingente tarea. Se trataba de recoger a todos los venerables (léase jubilados y/o ancianos) religiosos que no tenían amparo familiar y/o de hacienda. Nace así el Hospital de los Venerables Sacerdotes de Sevilla.

Hospital de los Venerables de Sevilla

Arquitectura barroca en pleno Barrio de Santa Cruz


Y la Real Hermandad, como era común también entonces, realiza su obra de caridad por todo lo grande. Nada de tiendas de campaña o de humildes viviendas con servicio de apoyo. Levanta un impresionante edificio a corta distancia de El Alcázar de Sevilla y a dos pasos literales del Callejón del Agua. Ejecutado al estilo de las casas palacio de la capital, se estructura alrededor de un original patio que se vehicula hacia abajo. Me explico. Hay una fuente de inspiración árabe en el centro a la que se accede bajando unos escalones.


Hospital de los Venerables de Sevilla


El lugar que se puede visitar sin más como otro espacio monumental de la capital, es sede de la Fundación Focus Abengoa. Aquí se realizan exposiciones de calado que llegan a generar colas que dan vueltas a medio Barrio de Santa Cruz. A pesar de los años (más de diez si la memoria no me falla), aún tenemos algunos sevillanos en la retina los hermosos cuadros de Caravaggio que estuvieron en boca de todos (por excepcionales) durante un tiempo.  Eso que recuerde por magnífico, pero casi siempre hay algo interesante.
En este sentido, hay que estar atentos también a la programación de los Conciertos Magistrales (en febrero, mayo y noviembre). Los viajeros más sibaritas tienen que anotarse una fecha: 30 de mayo (de cualquier año), festividad de San Fernando, patrón de Sevilla. Este día la fundación y el antiguo hospital ponen lo mejor de sí mismo. Y que no te quepa duda de que es muchísimo.

No te olvides, viajero, si vas desde la Catedral hacia los Jardines de Murillo para ver la estatua de Don Juan de hacer una obligada parada en este venerable hospital. Es un emplazamiento que en un viaje a Sevilla no te puedes perder.

¿Has estado? ¿Piensas viajar a Sevilla? Nada más nos gustaría que dejaras tus comentarios en la casilla habilitada para ti.

Lugares de Sevilla (o muy cerca) que no te puedes perder:





 

Algunos libros para disfrutar de Sevilla en todo momento

 


De Candela Vizcaíno 

Viajes Aristocráticos Actualizado en: martes, abril 01, 2014
cookie script