miércoles, 5 de marzo de 2014


Qué ver y qué hacer en Florencia: Casa Buonarroti

Estamos en el útero del arte renacentista. Estamos en un lugar donde el espíritu del viajero sensible (aristocrático o no) debe moverse con cautela para no caer rendidos ante un virus muy especial: el Síndrome de Stendhal. Es importante para no sucumbir, desmayados, ante tanta belleza.

Casa Buonarroti de Florencia


Porque si no fuera poco lo que la Ciudad del Arno ofrece, el viajero afortunado puede disfrutar de un nuevo recorrido propuesto por la Casa Buonarroti. Este palacio de aires toscanos, situado en la calle Ghibellina, lleva un par de años abierto al público mostrando su colección permanente.


Destaco simplemente la “Virgen de la escalera”.  Como no podía ser de otra manera, el hilo conductor de la colección está conformado por esculturas, dibujos, lienzos y objetos de la primera juventud de quien es probablemente uno de los diez artistas señores de todos los tiempos: Miguel Ángel Bounarroti. Todo ello se completa con una variada programación de exposiciones temporales, conciertos en vivo y en directo, talleres, conferencias, publicaciones y un largo etcétera.

virgen de la escalera

Miguel Ángel en Florencia


Pues bien, los patronos de tan ilustre casa aún no se conforman con la apretada agenda que se desarrolla en el palacio de la vía Ghibellina y se han propuesto un nuevo proyecto, amparado bajo el sugerente título de “En el nombre de Miguel Ángel”. Como no voy a poder desgranarlo al detalle que debiera, dejo aquí el link donde el lector interesado podrá conseguir más información.

“En el nombre de Miguel Ángel” es más que un tour o una visita programada. Aprovechando la densidad artística de Florencia, donde un edificio es un museo, el siguiente una iglesia con obras de quitar el hipo y el que va a continuación un palacio abierto al público, los patronos de la Casa Buonarroti proponen el pago de un ticket único para la visita de dos monumentos singulares: el mencionado palacio y la Iglesia de la Santa Cruz, joya gótica y situada en el barrio hogar de Miguel Ángel. Solo ochenta metros separan ambos destinos.

Casa Buonarroti

Recomendamos al viajero que si tiene la intención de disfrutar de esta propuesta que visite la página Web que reseñamos arriba donde publican cambios de agenda y cualquier evento importante a tener en cuenta.

Las grandes obras en Roma, sobre todo en el Vaticano, creadas por el genial Miguel Ángel nos hacen olvidar que el artista comenzó su carrera de la mano de los Médicis de Florencia y que fue en esta impresionante ciudad que, por entonces, se sacudía la somnolencia de la Edad Media, donde dejó sus primeros dibujos, lienzos, esculturas y proyectos arquitectónicos.

Por eso, aparte de la colección de la Casa Buonarroti y de la Iglesia de la Santa Cruz, ningún viajero sensible en busca de la belleza que da el arte puede irse de Florencia sin hacer una visita a la Biblioteca Laurenciana, donde el creador desplegó todas sus dotes de arquitecto y escultor para diseñar este edificio de equilibradas proporciones clásicas  destinado a guardar, en un principio, y exponer, después, los más de diez mil códices (libros manuscritos anteriores a la imprenta) pertenecientes a los todopoderosos Medici. Tampoco puede marcharse sin darse un paseo por los Jardinesde Boboli donde también intervino el genio. Recordad este lugar casi desconocido en Florencia: Casa Buonarroti.  
Casa Buonarroti

Datos prácticos


  • Horario de la Casa Buonarroti: de miércoles a lunes de 10 de la mañana a 5 de la tarde.
  • Aparte de los martes cierran día de Navidad, Año Nuevo, Domingo de Resurrección y 15 de Agosto.
  • El precio es de 6,5€, aunque hay descuentos de 2 euros para ciertos colectivos.

¿Te parece buena la idea? Deja tus impresiones y/o deseos en la casilla comentarios. 

Viajes Aristocráticos Actualizado en: miércoles, marzo 05, 2014
cookie script