jueves, 20 de febrero de 2014


8 ideas para disfrutar de vacaciones en familia en Budapest

Budapest


Vacaciones en familia


Hoy traemos 8 ideas y consejos para disfrutar de Budapest, en cualquier época del año, cuando se viaja con niños. La ciudad era preferida por la Emperatriz Sissi, una de las más ilustres y aristocráticas de las primeras viajeras “modernas”.  Y esto no nos debe de extrañar, ya que esta ciudad a orillas del Danubio ya era conocida entonces por múltiples razones. Hoy Budapest  es destino de trota mundos diversos y también es perfecta para pasar las vacaciones en familia.

La Ciudad de los Mil Balnearios, plagada de fuentes termales y spa para todos los gustos es perfecta para viajar con niños. Si los pequeños se aburren con tanta visita a sus monumentos históricos (Castillo, Puente de las Cadenas, Plaza de los Héroes o Bastión de los Pescadores), aquí van algunas ideas a las que no van a decir que no.


Ideas para disfrutar con niños en Budapest

  1. El Zoo de Budapest, con animales salvajes en régimen de semi-libertad, tiene actividades propias en estas instituciones: talleres, conferencias e itinerarios específicos. Un paseo disfrutando con las bestias puede ser más que suficiente para satisfacer su curiosidad.
  2. El Parque Városliget fue un antiguo coto de caza real y hoy está abierto al público. Aparte de la gran superficie de zonas verdes, en su recinto se encuentra un castillo de madera de finales del siglo XIX que parece salido de un cuento de hadas.  El edificio se utiliza como museo de agricultura y, además, tiene una pequeña capilla de gran belleza. Por si esto fuera poco, dentro del perímetro de Városliget, se encuentra el Vidám Park, un parque de atracciones clásico con su montaña rusa, noria o tiovivos.  El Balneario Széchenyi se localiza, también, en el recinto. Quizás sea el punto perfecto inicial para unas vacaciones en familia inolvidables. 
  3. El Strandok Park es un parque acuático abierto todo el año con sus actividades lúdicas en torno a múltiples piscinas y escenarios con los héroes favoritos de los pequeños. También dispone de zonas verdes y otro balneario en su interior.
  4. El Museo del Ferrocarril es apto solo con buen tiempo, ya que no está cubierto.  Lo que sorprende es que tienen locomotoras y trenes antiguos reales aparcados en las vías. Los niños pueden aprender el manejo de las máquinas de vapor e investigar cómo se hacían los recorridos en el pasado subiéndose a los vagones. Se puede hacer un picnic o tomar el trenecito adaptado especialmente para los más pequeños. ¡Otra idea con diversión segura!
  5. El Acuario de Budapest reúne especies tropicales de peces, aves y reptiles. Lo más divertido es un túnel transparente rodeado de agua dando la impresión de haber bajado al fondo del océano. Los animales marinos se pasean tranquilamente sin percatarse ni estresarse por la presencia de los pequeños que se divierten de lo lindo. Es otro clásico de las vacaciones en familia
  6. Otra opción es un crucero por el Danubio. Budapest, como toda ciudad volcada en su río, ofrece recorridos con barcos fluviales adaptados. Algunas de estas embarcaciones tienen programas de diversión para las familias. Los más pequeños aprenden la historia de la ciudad mientras disfrutan del paseo que suele ir acompañado de música.
  7. El Parque Millenáris, por último, ofrece actividades para los más pequeños. Están muy demando la oferta de teatro de marionetas o con payasos.
  8. Si los niños están cansados o demasiado nerviosos, también se puede recurrir al poder sanador de alguna de las fuentes termales que brotan en la ciudad y que se gestionan como balnearios. Hay programas adaptados a todas las necesidades y peticiones.


¡Seguro que los pequeños no van a decir que no a este plan! Aunque, otro día traeremos más ideas para pasar buenas vacaciones en familia en otros puntos de Europa, no te puedes perder las que ya hemos anotado:






Y más ideas libros, guías y detalles para viajar con tus niños







cookie script