jueves, 23 de enero de 2014


La Isla de Los Museos de Berlín

Puertas de Ishtar
Detalle de las Puertas de Ishtar de Babilonia en el Museo de Pérgamo

Probablemente la capital germana sea, al día de hoy, una de las urbes más cosmopolitas, abiertas e interesantes del planeta. La gran remodelación llevada a cabo por el gobierno alemán, tras la reunificación, ha creado unos espacios de dimensiones colosales dedicados, por supuesto, a la administración, al comercio, pero, también, a la cultura y al ocio.

Historia mínima de la Isla de los Museos


Entre todos estos nuevos emplazamientos sobresale, por su tamaño, calidad, variedad y majestuosidad la denominada Isla de los Museos (Museumsinsel), rodeada por el río Spree. Este espacio no es nuevo, ya que existía desde la época prusiana y, desgraciadamente, fue gravemente dañado durante los bombardeos de la II Guerra Mundial y dividido, después, con esa herida física y psicológica que fue el Muro de Berlín.  Mediante un complejo y completo plan de restauración y construcción (el cual se espera está totalmente concluido en el año 2015), la Isla está adquiriendo un lustre quizá nunca visto en la historia de la humanidad.


Nefertiti
Nefertiti, en el Museo Nuevo (Neue Museum)

¿Qué es la Isla de los Museos de Berlín?


La Isla de los Museos de Berlín es como una ciudad dentro de otra ciudad. Sus dimensiones son tan espectaculares que, por supuesto, se necesitará, al menos, varios días para hacerse una idea lo que en ella se alberga y semanas para disfrutar con tiempo de las mejores obras que se custodian entre las paredes de sus centros de arte.
altes museum
Rotonda del Altes Museum

Lo más recomendable es hacerse con bonos especiales que pueden ser diarios (alrededor de los 7€) o semanales (menos de 30€). Se incluyen transporte, entradas y acceso a descuentos. La información se actualiza constantemente con ofertas temporales, así que, si quieres organizar tu viaje con antelación, lo mejor es que visites la página oficial, donde encontrarás todos los detalles de los distintos medios de locomoción, entradas, tickets y horarios.

La niebla sobre el mar de Friedrich en la AlteNationalgalerie

¿Y qué es lo que se puede visitar en la Isla de los Museos?


Pues, la oferta es de mareo. Independientemente de las exposiciones temporales, no te puedes perder:

  1. El Museo de Pérgamo (Pergamon Museum), con sus colecciones arqueológicas como las Puertas de Ishtar de Babilonia o el Altar de Zeus de época romana.
  2. De visita obligada es, también, la magnífica colección de arte bizantino del Museo Bode (Bode-Museum).
  3. La pintura decimonónica donada por el banquero H.G. Wagener a la Galería Nacional Antigua (Alte Nationalgalerie).
  4. Sin duda alguna, una de las estrellas rutilantes del cielo berlinés es el busto de Nefertiti, el cual puede admirarse en el Museo Nuevo (Neue Museum), arropada por una impresionante colección arqueológica procedente del antiguo Egipto.
  5. Aún nos queda el Museo Antiguo (Altes Museum), una pinacoteca decimonónica diseñada al estilo de los primeros centros de arte europeos, como el Louvre o el Prado, a partir de colecciones reales y  donaciones nobiliarias (más o menos impuestas).


altar de zeus
Altar de Zeus en el Museo de Pérgamo
Si los números no fallan, llevamos cinco emplazamientos distintos con colecciones de vértigo. Pues, por si esto fuera poco, se está ejecutando actualmente la denominada Galería James Simon que pretende funcionar como espacio expositivo a la vez que centro de visitantes. Es la Isla de los Museos de Berlín, el nuevo paraíso de los amantes del arte. 




cookie script