lunes, 14 de octubre de 2013


Museo del Louvre: historia, visita virtual y obras más importantes

Mona Lisa

Como la Torre Eiffel es un clásico de un viaje a París. Vamos… que si no te has dado una vuelta por este impresionante Templo de las Musas puede decirse que no has ido a la Ciudad de la Luz. Es gigantesco, inmenso, apabullante, mareante e inabarcable. Por eso tienes que hacer un plan previo y seleccionar muchísimo. Te ayudamos con la tarea.

Un historia mínima del Museo del Louvre


El edificio actual, situado en las Tullerías frente al Sena, data de la Edad Media, cuando el rey Felipe Augusto, a finales del siglo XII, manda construir una fortaleza para proteger el poblacho que era entonces París de los salvajes vikingos. Francisco I, el mismo que introdujo los postulados del Renacimiento a través de su corte de Amboise,  modificó tanto la construcción que la convirtió en un palacio.

Caravaggio
La buenaventura de Caravaggio

Cada rey hacía una obra agrandando el edificio hasta límites desconocidos. Enrique II, a través de Jean Goujon, mandó construir la Sala de las Cariátides a mediados del siglo XVI. Cien años más tarde, se levantó la Columnata de Perrault. Y en 1805, Napoleón hizo levantar a la entrada el Arco del Triunfo del Carrusel.
arte egipcio
Retratos mortuorios de Al-Fayum

Como museo, está abierto desde finales del siglo XVIII. Eso sí, como todas las colecciones reales europeas similares (Museo del Prado incluido) solo para un selecto grupo de la élite cultural. Desgraciadamente, la Comuna de París, con la Revolución, ocupó el edificio, incendiando y destruyendo parte de las colecciones del antiguo Palacio de las Tullerías. A pesar de ello, el Louvre ocupa hoy varios kilómetros de salas y se calcula que se necesitan, al menos, tres meses para recorrerlo por completo.

Visita virtual rápida


El acceso actual está dominado por la gran pirámide de cristal del arquitecto M.Pei, quien supo, tras la remodelación de los años 80, insertar la modernidad en tan vetusta construcción. Dependiendo de tu tiempo, no te puedes perder:

  • En el Louvre se encuentra una de las mejores colecciones del Antiguo Egipcio en suelo europeo rivalizando con el Museo de Pérgamo de Berlín. Por su rareza, no te  debes ir sin visitar al Escriba sentado, con más de 4500 años de historia y que aún conserva parte de la policromía.
  • Tampoco se quedan atrás las muestras de arte griego y romano antiguo como la conocidísima Venus de Milo.
  • Las esculturas medievales europeas tienen su mejor representante en la patética Tumba de Philippe Pot de finales del siglo XV.
  • Más reciente en el tiempo son los Caballos de Marly (del siglo XVIII) realizados en mármol blanco.
  • Un recorrido por las salas de pintura renacentista con obras de la escuela flamenca o alemana. Destacan tablas de El Bosco, Durero, Cranach, Fran Angélico, Hans Holbein… 
  • Imprescindible La Mona Lisa de Leonardo da Vinci, a pesar de la masificación de la sala. Del genio italiano también se puede disfrutar de Virgen con el Niño Jesús y Santa Ana.
  • Tampoco hay que perderse tablas y óleos del Renacimiento italiano como el Retrato de Baltasar de Castiglioni por Rafael.
  • Ni las pinturas románticas francesas como La libertad guiando al pueblo de Delacroix o La balsa de la Medusa de Géricault.

museo louvre obras
La balsa de la Medusa

Obras del Museo del Louvre que no te puedes perder


Ahora bien, si tienes poco tiempo, tienes que seleccionar unas cuantas obras nada más, teniendo en cuenta que te va a tocar andar (y mucho) entre sala y sala. Una selección totalmente personal, por cierto, debe incluir:

  • La Mona Lisa.
  • Autorretrato de Durero.
  • La balsa de la Medusa.
  • La libertad guiando al pueblo.
  • La echadora de cartas de Caravaggio.
  • Las tablas mortuorias de Al-Fayum.

museo louvre
La libertad guiando al pueblo
Algunos datos de carácter práctico

Caravaggio
Retrato de Baltasar de Castiglioni

A París hay que ir muchas veces, todas las que puedas. Por eso debes anotarte  los vuelos en Expedia que salen desde distintos aeropuertos y esta información que te puede simplificar la vida.

Horario: desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, excepto los martes que cierran media hora antes. Los miércoles y los viernes está abierto hasta las 10 menos cuarto.

Precio: 13 euros para la colección permanente y 16 euros si quieres disfrutar, además, de alguna de las permanentes. Hay algunos colectivos (niños, jubilados, estudiantes, historiadores o minusválidos) que pueden acceder gratis. 

Tienes más información detallada que no cabe en este espacio así como los días de cierre en la página oficial del Louvre.




esculturas
Psique reanimada por el beso de amor

Viajes Aristocráticos Actualizado en: lunes, octubre 14, 2013
cookie script