miércoles, 30 de octubre de 2013


El excepcional patrimonio de Espinosa de los Monteros, en Burgos

espinosa de los monteros

No hace falta desplazarse hasta las grandes ciudades de la geografía española para conocer la historia de este país y descubrir su inmenso patrimonio monumental. A veces, pequeñas poblaciones ubicadas en plena naturaleza nos sorprenden por su impresionante legado monumental. Es el caso de Espinosa de los Monteros, una bella localidad burgalesa emplazada en la comarca de las Merindades.

Junto a los valles de Pas, Miera y Pisueña conforma los denominados valles pasiegos, de gran belleza natural. Pero, además, Espinosa de los Monteros sorprende al viajero por su elevado número de monumentos catalogados. Por su relevancia, es el mayor patrimonio de la provincia después de la capital, Burgos.


espinosa de los monteros

Una parte del patrimonio de Espinosa de los Monteros se encuentra en las poblaciones que pertenecen a su término municipal: Barcenilla, La Lamosa, Lunada, La Lusa, Las Nieves, Río Seco, Río Trueba, Pardo, La Rasa, El Bernacho, El Bordillo, Callijuelas, La Empresa, Fuenterrabiosa, El Horno, Las Hoyas, La Reguera, Salcedillo, La Ungiera, Las Vegas, Bárcenas, Las Machorras, Para, Quintana de los Prados y Santa Olalla.

Cualquier época es buena para visitar Espinosa de los Monteros, aunque por su clima continental con influencia oceánica los inviernos resultan un poco rigurosos. Para aquellos a los que no les gusta pasar frío, deben saber que estos meses las temperaturas son muy bajas y las precipitaciones se suelen dar en forma de nieve.

El resto del año, Espinosa de los Monteros posee, en general, un alto grado de humedad. Los veranos son frescos y realmente agradables, mientras que en los meses de primavera y otoño se concentra el mayor número de precipitaciones en forma de lluvia.

El patrimonio de Espinosa de los Monteros


espinosa de los monteros

El patrimonio de Espinosa de los Monteros nada tiene que envidiar al de las grandes ciudades castellanas. Por sus calles descubriremos bellos palacios, altas torres o impresionantes iglesias medievales.  

Entre las iglesias de Espinosa de los Monteros, dos llaman la atención de manera especial. Se trata de la parroquia de Santa Cecilia, del siglo XVI, y de la iglesia de Nuestra Señora de Berrueza. La primera cita documental que se conserva de esta última iglesia es del año 1122, aunque se cree que es todavía más antigua.

En el capítulo de la arquitectura civil, Espinosa de los Monteros nos sorprende con monumentos como el Palacio de Chiloeches, catalogado como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento; el Palacio de los Marqueses de las Cuevas de Velasco, edificado por Felipe IV y también considerado Bien de Interés Cultural; la Torre Palacio de los Fernández Villa, declarada Bien de Interés Cultural; la Torre de los Velasco, de origen medieval y uso defensivo; la Torre de los Azulejos, de estilo renacentista del siglo XVI; la Torre de los Monteros, construida en el siglo XIV, o la Torre de Cantinplor, del siglo XIII.


Otras visitas recomendables son la casa-fábrica de lonas para la Armada de España (siglos XV al XIX), donde se construyeron las velas de las naves que formaban la Armada Invencible, en el año 1588; la Torre de los Herradores, la Torre de Pumarejo y algunas casonas repartidas por el término municipal.

En cuanto a la arquitectura popular, son características las viviendas de estilo montañés, la mayoría situadas en el casco histórico.

Parada y fonda en Espinosa de los Monteros


espinosa de los monteros

Las abundantes precipitaciones que se dan en toda la comarca de las Merindades proporcionan a Espinosa de los Monteros unos fantásticos prados. No es de extrañar, por tanto, que la ganadería abunde en la zona y esté muy presente en su gastronomía.

En Espinosa de los Monteros se elaboran exquisitos productos derivados de la leche, como la mantequilla, que se sigue realizando de la misma forma natural desde el siglo XVII. También cuentan con una variada gama de quesos, muchos de los cuales han sido premiados en certámenes internacionales.

La matanza y los productos derivados no faltan en la cocina espinosiega. Es el caso de embutidos y morcillas. Pero también son habituales los derivados del pato, como el foie gras, el paté o los confitados.

Además del magnífico pan horneado al fuego de la leña, en Espinosa de los Monteros no hay que dejar de probar su miel artesanal de brezo y sus deliciosos dulces, como las italianas, las quesadas o los sobaos pasiegos.

Respecto a la oferta de alojamiento, Espinosa de los Monteros cuenta con la Posada Real Torre Berrueza, el Hostal Sancho García, de dos estrellas, y el Albergue Espinosa de los Monteros, además de varias casas rurales, como La Casa de los Monteros o La Casa Encanto.

Más posibilidades en Espinosa de los Monteros


Además de su patrimonio monumental y etnográfico, Espinosa de los Monteros es también un magnífico destino para los amantes de la naturaleza, dada la exhuberancia de sus paisajes. Para los que prefieran las actividades al aire libre, la localidad dispone de una red de senderos para recorrer en bici o a caballo y practicar el senderismo. Coger setas en temporada, realizar fotografías, visitar las cuevas de San Bernabé o disfrutar de los deportes de invierno en la cercana Estación de Esquí Lunada son otras de las posibilidades.

Y de altura, como caracteriza a Espinosa de los Monteros, es también su calendario de eventos. La localidad se engalana para fiestas como la Semana Santa, el Martes de Carnaval, las Jornadas Medievales (último fin de semana de julio), las fiestas en honor a Nuestra Señora de Berrueza (15 de agosto), las fiestas en honor a la Natividad de Nuestra Señora (8 de septiembre;), el Día del Montero, que se celebra alternativamente en años pares, o la Fiesta de Santa Cecilia, patrona de Espinosa, el día 22 de noviembre.

Sin duda, existen motivos más que suficientes para acercarse a la provincia de Burgos y conocer a fondo Espinosa de los Monteros y sus alrededores.

Turismo España de la mano de Belén Valdehita




Por Belén Valdehita