miércoles, 18 de septiembre de 2013

Puebla de Sanabria, una joya natural de Zamora

puebla sanabria

Hay muchos viajeros que aseguran que es uno de los pueblos más bonitos de España, y razón no les falta. Puebla de Sanabria es una bella localidad zamorana, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Posee un magnífico entorno natural y paisajístico, al que se unen su interesante patrimonio, su cuidada gastronomía y sus originales tradiciones.

Puebla de Sanabria se halla en la comarca de Sanabria, a la que también pertenecen las localidades de Castellanos, Robledo y Ungilde. Rodeada por los ríos Tera y Castro, cuenta con una población de algo más de 2.000 habitantes, y la villa está considerada Conjunto Histórico-Artístico.

Un paseo por Puebla de Sanabria 


El origen de Puebla de Sanabria se remonta al año 509, por lo que su pasado histórico le ha proporcionado un interesante y abundante legado monumental que puede contemplarse repartido por todo el municipio.


puebla de sanabria

Nada más llegar a la villa llama la atención la muralla que la rodea, y cuyo origen ese remonta al siglo XII. De la misma época son lo restos del castillo, bastante afectado por los continuos conflictos bélicos acontecidos a lo largo de lo siglos. En el año 1895 fue cedido por el estado al pueblo, que se encargó de restaurarlo. Por entonces, fue utilizado como cárcel, almacén e incluso como gallinero. Ya en el año 1991, el Ayuntamiento realizó una nueva remodelación para ubicar en el castillo la Casa de Cultura, que hoy en día incluye una biblioteca, una escuela taller, una sala de exposiciones y un salón de actos.
puebla sanabria

Al adentrarse en Puebla de Sanabria el viajero queda encandilado por sus atractivas callejuelas, que albergan numerosas casas blasonadas, con sus balcones, galerías y corredores acristalados siempre llenos de flores.

Su patrimonio eclesiástico es excepcional, e incluye la iglesia de Nuestra Señora del Azoque (siglo XII), la iglesia de San Cayetano (siglo XVII), la ermita de San Cayetano (siglo XVIII) o el Convento de San Francisco, que en la actualidad alberga el Centro de Profesores de la Escuela de Artes y Oficios.

También es de interés el edificio del ayuntamiento, que se encuentra en la bonita Plaza Mayor de la localidad. Se construyó durante la época de los Reyes Católicos, y cuenta con dos plantas porticadas rematadas por dos torreones a ambos lados.
   

El patrimonio natural de Puebla de Sanabria


En Puebla de Sanabria, además de su patrimonio monumental, se puede disfrutar de su maravilloso entorno natural. A sólo 12 kilómetros se encuentra el Parque Natural del Lago de Sanabria, un paraje de 22.365 hectáreas ideales para practicar el senderismo, el piragüismo, el barranquismo, el parapente, el ala-delta, la escalada, el windsurf o los vuelos en globo.

puebla de sanabria

Por todo el parque existen rutas senderistas ya trazadas, como la Senda de los Monjes, el Cañón de Forcadura, el Cañón del Tera y Cuava de San Marín o el Cañón del río Cárdena y Pico del Fraile. Para obtener toda la información necesaria puede acudirse al Centro de Interpretación del Parque, situado en Monasterio de San Martín de Castañeda.
  

Comer y alojarse en Puebla de Sanabria


La villa de Puebla de Sanabria dispone de una buena oferta de restauración y alojamiento. Su oferta gastronómica está basada en las materias primas de la zona, como la trucha asalmonada, la carne de ternera, las setas en temporada o las legumbres. Además, tradicionalmente el municipio ha sido lugar de paso de todas las mercancías, que llegan desde Galicia en dirección a la meseta y Portugal. Por ello siempre se pueden encontrar buenos pescados y mariscos en la localidad.

Los platos más típicos son el pulpo a la sanabresa, los habones sanabreses o el chuletón de ternera a la brasa, y entre los postres señalar las morujas, los farinatos, los botillos o las rosquillas.

Para alojarse como reyes, en Puebla de Sanabria cuentan con los hoteles Parador Puebla de Sanabria, Posada Real de Las Misas, Posada Real La Pascasia y Posada Real La Cartería, de cuatro estrellas; el Hotel Complejos J-Enrimary, de tres estrellas, o los alojamientos Hotel Los Perales, Hotel Tribal, Hostal Carlos V y Hostal Raíces, de dos estrellas.

Puebla de Sanabria en fiestas


Aunque en verano la zona cuenta con una gran animación, es en la época de fiestas cuando Puebla de Sanabria brilla de manera especial. En el calendario de eventos de la villa sobresalen las Fiestas Patronales en honor de Nuestra Señora de las Victorias, que comienzan el día siete de septiembre con un desfile de Gigantes y Cabezudos y tienen una duración de cinco días.

Otras fiestas destacadas de la localidad son las de Nuestra Señora del Azogue y la fiesta de la Anunciación de la Virgen María, que tienen lugar el día 15 de agosto; la fiesta en honor a Nuestra Señora de las Candelas, que se celebra el primer domingo de febrero, o el Mercado Medieval, un acontecimiento que tiene lugar durante el puente de la Virgen de la Asunción, en agosto. Se instala en la Plaza Mayor y se extiende a lo largo de todo el casco histórico hasta la muralla. Cuenta con la venta de productos artesanos, fiesta de disfraces de la época (hidalgos, bufones, acróbatas, ciegos, mendigos, comediantes, músicos, magos o brujas), demostraciones de cetrería, divertidos aquelarres nocturnos, fuegos artificiales o bandas de gaiteros. Para finalizar, la última noche se da caza a una bruja que, simbólicamente, queman en la plaza.

Al margen de las fechas festivas, Puebla de Sanabria bien merece una visita durante cualquier época del año. Este otoño es una excelente oportunidad para descubrir esta encantadora villa zamorana.

Reportaje por Belén Valdehita