miércoles, 1 de mayo de 2013

Plaza de España y Parque de María Luisa de Sevilla



Parque de María Luisa Sevilla


Sevilla es una de las ciudades del sur de Europa con un patrimonio cultural más heterogéneo y, a la vez, original. Sus rincones esconden vestigios de la cultura romana, un apabullante legado árabe y mozárabe, imponentes iglesias barrocas atestadas de obras de arte, bonitos espacios decimonónicos, monumentos creados a principios del siglo XX siguiendo el modernismo regionalista y eso sin contar las intervenciones contemporáneas. 



La mejor época para disfrutar de la ciudad  es en primavera o en otoño, cuando se puede pasear cómodamente por sus calles y parques sin el calor riguroso del verano. Como ciudad abierta a los otros, por supuesto, ofrece al visitante ideas para disfrutar con mal tiempo.  Además, es una capital abarcable (se accede a casi todos los lugares de interés en transporte público o caminando)  y es fácil de encontrar apartamentos en Sevilla baratos para pasar unas vacaciones en pareja, en familia o con amigos sin mucha dificultad.


Parque de María Luisa de Sevilla


Hoy nos detenemos en el emplazamiento que está a las afueras de la extinta muralla, pasando la Puerta de Jerez, la antigua Fábrica de Tabacos o los Jardines de Murillo: el Parque de María Luisa.

Dentro de su recinto no solo encontrarás preciosos árboles centenarios (hay que buscar, sobre todo, los inmensos magnolios), románticas glorietas o fuentes de inspiración árabe sino, también, algunos centros culturales de la ciudad. No te puedes perder las siguientes ubicaciones:

  • Plaza de España.
  • Glorieta de los patos. A la derecha del paseo arbolado que une la Plaza de España con la Plaza de América.
  • Plaza de América, en el límite sur del parque.  Entre sus parterres, bancos de cerámica pintada, rosales y naranjos se puede dar de comer a las palomas que ocupan el lugar. Por eso, hará las delicias de los niños.  
  • Museo de artes y costumbres de Sevilla, de entrada gratuita para los ciudadanos de la UE, está situado en un bello edificio de principios de siglo.
  • Museo arqueológico, también de acceso libre para los residentes en la Comunidad Europea, tiene una buena colección de esculturas romanas y es la sede natural del famoso Tesoro del Carambolo.
  • Glorieta de Bécquer, hacia el norte, con un romántico grupo escultórico ciñendo un árbol centenario.
  • Jardín de los Leones, siguiendo la estética árabe que podemos encontrar en El Generalife, por ejemplo.


Plaza de España


Es inmensa y las fotos no dicen de la luminosidad y alegría de este espacio construido en forma de media circunferencia a propósito de los fastos celebrados en 1929 con la primera Exposición Iberoamericana.  El proyecto corrió a cargo de Aníbal González.

Plaza de España de Sevilla

Está levantada en ladrillo visto que se combina con azulejos coloreados. Sobre un punto central se van desarrollando un paseo cubierto y sostenido por columnas hasta terminar en dos torres: la Sur y la Norte.

Todo en la Plaza de España es fastuoso y delicado a la vez. Hace honor a la arquitectura regionalista y a la propia del sur, pero a la vez se rinde homenaje a todas las provincias españolas con unos bancos decorados con temas propios y, en principio, diseñados como bibliotecas.

Puedes acceder en bicicleta, a pie, en patinete o en coche de caballo y también te puedes dar un paseo en barca alrededor de su riachuelo artificial. Los pequeños, sobre todo, aquellos que son de otras latitudes van a quedar encantados con este lugar.

Museo arqueológico


Aunque levantado en la misma época y siguiendo igual línea estética, el Museo Arqueológico no tienen la monumentalidad de la plaza, aunque sí un encanto especial. Está situado en la Plaza de América, unida a la de España por un paseo arbolado.

Hay que recorrerse las salas dedicadas al antiguo Imperio Romano con una discreta colección de esculturas o mosaicos y no te puedes ir sin hacer una visita al Tesoro del Carambolo (aunque sea la réplica), un testimonio único de una antigua y desconocida cultura que habitó estas tierras entre el siglo VI y VIII a.C.

Museo de artes y costumbres de Sevilla


Plaza de América Sevilla
Justo enfrente de este espacio se encuentra el Museo de artes y costumbres, el más modesto de la ciudad, pero no por ello menos encantador. El edificio, como todo dentro del Parque de María Luisa, es un canto a la arquitectura del sur. Y sus patios dan debida cuenta de ello.


Aquellos gusten del trabajo artesano del pasado van a disfrutar con la colección de objetos bordados (ajuar y vestuario) que se expone en la primera planta.

Por lo demás, el Parque de María Luisa es un lugar adecuado para pasear y descansar, ya que tiene numerosos senderos, bancos e inmensos árboles centenarios que dan una buena sombra. Es un jardín que sigue la estética de los parques ingleses con sus recovecos y romanticismo.

Vas a necesitar, al menos, una mañana para disfrutar al completo de este espacio.

Turismo Sevilla en Viajes Aristocráticos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...