lunes, 4 de febrero de 2013


Excursiones desde Londres en trenes de lujo


Desde la Estación Victoria de Londres se pueden realizar excursiones de un día a las localidades cercanas utilizando bellos trenes de lujo. ¿Me acompañas a bordo del British Pullman por la campiña inglesa?


British Pullman

Te advierto, mi querido lector, que esto sí es un viaje aristocrático con todas sus letras. Y, hoy, te propongo un encuentro con lo mejor de Londres y sus alrededores utilizando, nada más y nada menos, que el selecto tren British Pullman.  Lo de hoy es una experiencia a lo grande que nada tiene que ver con un simple y llano traslado. 

British Pullman, algo más que un tren de lujo


El British Pullman realiza viajes de ocio, de esparcimiento y de conocimiento no solo a las localidades importantes de Reino Unido (Bath, Canterbury, York, Cardiff…) sino también a los eventos más señeros. A diario, desde la Estación Victoria, estos trenes de estética retro pintados en tonos marrones transportan al viajero a otro mundo: a ese que nos gusta de sofisticación y lentitud.

British Pullman

El tren te aguarda con sus sillones orejeros y con una suculenta cena, almuerzo o merienda, que todo dependerá de lo que hayas elegido. Desde mi humilde opinión, me parece que es la mejor opción para adentrarse en los alrededores de la capital británica sin mucha operación de logística, ya que puedes regresar a tus apartamentos bonitos en Londres al caer la tarde. 


British Pullman
La gran mayoría de los recorridos apenas llegan a las dos horas y sin preocuparte por el tráfico, por el restaurante o por cualquier otro asunto. Solo tienes que mirar por la ventanilla y disfrutar del paisaje alrededor.

El British Pullman es un tren en la estela del Orient Express, el mismo que recorre Europa desde Londres, con parada en París, hasta Estambul. En este caso los trayectos son de medio día, una jornada o, incluso unas horas.  Aunque los precios no son baratos, tienen recorridos para todos los gustos o presupuestos. No me cabe la menor duda de que la experiencia compensa y merece la pena este gasto adicional.

Excursiones desde Londres


Es verdad que la capital británica tiene oferta cultural y de ocio suficiente, pero el viaje va a ser más completo si te acercas a algunos de esos puntos que tanto hacen por el espíritu british. Puedes ir a un pueblo de la campiña a presenciar un concurso floral o a disfrutar de la elitista carrera de cabellos que se celebra en Ascot (no hay que olvidarse del sombrero y la ropa de etiqueta) e, incluso, a cualquier evento deportivo de los alrededores. En el paquete suelen estar incluidos las entradas, las comidas y los traslados.

catedral de canterbury
Catedral de Canterbury
Los más adictos a las visitas culturales seguramente disfrutarán, por poner un solo ejemplo, con el tour guiado por la Catedral de Canterbury, Patrimonio de la Humanidad, y vinculada a Beda el Venerable, San Agustín o Thomas Becket.

Visitar Bath desde la Estación Victoria


Pero, como buena amante de la historia y las letras, me voy a permitir recomendarte la localidad de Bath, a tan solo una hora en tren desde la Estación Victoria.  Ya romanos y celtas conocían las propiedades saludables de los balnearios de esta hermosa ciudad y, en la época victoriana se encumbró como lugar de veraneo de la élite local.

Royal Crescent
Royal Crescent
El emplazamiento fue frecuentado por pintores y artistas ingleses que pasaban aquí sus vacaciones. Jane Austen (que tiene un centro abierto) o Charles Dickens se encuentran entre sus ilustres huéspedes.  No te puedes ir de la ciudad sin visitar algunos de estos  bellos lugares:

  • Termas romanas, un edificio del siglo XIX levantado sobre fuentes medicinales.  
  • Royal Crescent, en la imagen, un conjunto de viviendas en estilo georgiano y con forma de media luna.
  • Museo de Arte Holburne, con objetos decorativos, acuarelas y óleos de pintores nacionales entre los que destacan el romántico Turner.
  • Centro Jane Austen, con una buena exposición sobre la vida y obra de la afamada escritora británica.
  • La abadía de Bath, fundada en el siglo VII, con un bello claustro gótico adornado con vidrieras.
  • El Parque Victoria para tomar un respiro, si el tiempo inglés lo permite.

abadía de bath
Abadía de Bath

Al caer la tarde, tras el paseo que hayas elegido, el British Pullman te recogerá de vuelta a Londres con una buena cena para rematar, así, un día perfecto.

Por si quieres saber más sobre el fascinante mundo de los trenes 


cookie script