martes, 4 de diciembre de 2012


San Sebastián, tradición y vanguardia en el País Vasco



peine de los vientos
Peine de los vientos
La ciudad de San Sebastián es uno de los destinos más codiciados del País Vasco: cultura, ocio, playas, gastronomía o compras exclusivas son algunos de los muchos atractivos que ofrece esta hermosa villa que mira al mar Cantábrico.

Se encuentra en la costa del Golfo de Vizcaya, a tan sólo 20 kilómetros de la frontera francesa, y uno de sus lugares más emblemáticos es la bahía de La Concha, una zona urbanizada en la segunda mitad del siglo XIX con un estilo arquitectónico muy moderno, con un marcado aire francés.

Además de sus tres estupendas playas, Ondarreta, La Concha y Zurriola, en la abultada agenda cultural de San Sebastián hay que destacar dos citas excepcionales: los festivales internacionales de cine y jazz. Y no hay que olvidar que a San Sebastián se la considera la capital mundial del pintxo.


El tiempo en San Sebastián


San Sebastián, considerada una de las ciudades más lluviosas de España, cuenta con un clima de tipo oceánico, y la mayor parte de las precipitaciones tienen lugar en los meses de otoño.

playa de la concha
Playa de la Concha

A pesar de hallarse en el norte de la Península, esta localidad suele gozar de unas temperaturas bastante suaves, con una media anual en torno a los 15 grados centígrados. Pero es su abundante humedad, un 80%, lo que hace que la sensación térmica sea de calor o de frío. Si sopla viento del sur las temperaturas se sitúan en torno a los 20 grados en pleno invierno y hasta los 38 grados en los meses de verano, consiguiendo que la humedad descienda de forma considerable.


Mucho que ver en San Sebastián


Recorrer las bellas calles de San Sebastián es un auténtico lujo y una excelente forma de descubrir su patrimonio monumental, formado por algunos edificios de estilo afrancesado junto a otros mucho más modernos y vanguardistas.

palacio miramar
Palacio Miramar
Si sólo se dispone de un par de días para conocer San Sebastián, la lista de visitas imprescindibles incluye lugares como la Iglesia de San Vicente, el templo más antiguo de la ciudad (siglo XVI); la Basílica de Santa María, una gran obra barroca del siglo XVIII; la Plaza de la Constitución, auténtico alma del casco antiguo de la villa; la Catedral del Buen Pastor, inspirada en las iglesias medievales de Alemania y Francia (siglo XIX); el Ayuntamiento, que ocupa la antigua sede del Gran Casino de San Sebastián (siglo XIX); el Teatro Victoria Eugenia, el Palacio de Miramar, el Kursaal, el Peine de los Vientos o el Club Náutico.

Los que prefieran una visita más en contacto con la naturaleza, es altamente recomendable recorrer los tres montes que custodian la ciudad: el Monte Igueldo, el Monte Urgull y el Monte Ulia.

Otros lugares que merecen una detenida visita son los jardines de Cristina Enea, el precioso regalo que el Duque de Mandas hizo a su mujer; los jardines de Miramar, un recorrido por el litoral sobre la bahía de La Concha, y el Parque de Aiete. La visita a la ciudad puede cerrarse con un paseo por la isla Santa Clara, a la que se accede sólo en verano gracias a un servicio de lanchas motoras que salen cada media hora del puerto hacia el embarcadero de la isla.

Gastronomía y alojamiento en San Sebastián


Si el País Vasco es conocido internacionalmente por su espléndida gastronomía y por sus reputados cocineros, San Sebastián es, sin duda, la joya de la corona. Hasta tres de sus restaurantes están galardonados con las tres reputadas estrellas Michelin (Arzak, Akelarre y Martín Berasaregui), además de los distinguidos con dos y una estrella Michelin.

Pero en San Sebastián, además de la alta cocina, se puede disfrutar de la excelencia gastronómica con tan sólo salir de pintxos, especialmente por los bares y tabernas de la Parte Vieja de la ciudad.

Entre los platos más típicos de la villa destacar los cocinados con productos del mar, como las angulas, las kokotxas, la merluza, el bonito o el besugo, que se suelen elaborar con salsa al pil-pil o salsa verde. Señalar también las estupendas carnes del ganado de los prados y el monte vasco.

En cuanto a la oferta de alojamiento en San Sebastián, sin duda es insuperable, e incluye hoteles de cinco estrellas como el mítico María Cristina; alojamientos de cuatro estrellas como el Amara Plaza Silben, el Aranzazu, el Costa Vasca, el Gudamendi o el hotel de Londres y de Inglaterra; de tres estrellas, como el Niza, el Codina o el Anoeta, y algunos más económicos, como La Galería, el Alemana, el Nicol’s, el Ametzagaña, el Ezeiza, el Parma, el Pellizar o el Record.

Una ciudad con múltiples encantos


En San Sebastián, el viajero se quedará sorprendido por su belleza, tanto arquitectónica como natural. Su bahía, las playas, los montes que rodean la ciudad o sus numerosos parques y jardines son una apuesta segura para ganarse a todo tipo de turistas.

En lo concerniente a cultura y ocio, San Sebastián dispone de una decena de variados museos, de varios festivales reconocidos internacionalmente, de un buen número de teatros y cines y de atractivas salas de exposiciones. Además, San Sebastián mejora su oferta organizando visitas guiadas por la ciudad, y proponiendo planes gastronómicos, de turismo para la salud y la belleza o de turismo activo, sin olvidarse de las propuestas para los más pequeños.

Los amantes de las compras hallarán en San Sebastián un auténtico paraíso, aunque a precios bastante caros. Y si se desea visitar la ciudad en época festiva, nada mejor que hacerlo el día de San Sebastián (20 de enero), cuando tiene lugar la popular Tamborrada, o durante la Semana Grande (mediados de agosto), cuando toda la ciudad es una fiesta.

 © Belén Valdehita del texto; Candela Vizcaíno de las imágenes

Turismo España de la mano de Belén Valdehita

Algunos libros sobre viajes y arte en España











Viajes Aristocráticos Actualizado en: martes, diciembre 04, 2012
cookie script