jueves, 27 de septiembre de 2012


Loyola: la casa de San Ignacio en Euskadi


santuario de loyola

Con una parada para comer…

santuario de loyola

Santuario de Loyola


Perteneciente al municipio de Azpeitia, en pleno corazón de Euskadi, Loyola es (lo ha sido siempre) la sede espiritual y el centro neurálgico de la Compañía de Jesús.

Aquí nació (en 1491) y se convirtió al cristianismo (en el año 1521) el futuro San Ignacio, Iñigo de Loyola. El santuario es hoy destino de peregrinación y lugar privilegiado de ejercicios espirituales de católicos de todas las edades llegados desde distintos rincones de la tierra. Se encuentra muy cerca de Bilbao y de San Sebastián

santuario de loyola


Aunque el viajero sibarita, respetuoso con las creencias que alumbran el lugar, no participe de la fe cristiana, sí puede buscar la paz en este recóndito y bello lugar de Euskadi. A Loyola hay que ir muy temprano, ya que las visitas abiertas al público se acaban a las 12:30 de la mañana y las de la tarde son escasas. Las misas se dan en euskera y en castellano a lo largo del día. Es conveniente consultar la página Web de la Compañía para no llegar tarde.


santuario de loyola

Ignacio de Loyola


La enorme basílica coronada con una cúpula a imitación de la de San Pedro cobija en su interior una reliquia que, en este caso, no es ningún resto del santo, sino más bien una construcción: La Santa Casa Torre de Loyola.  El lugar que vio nacer y convertirse a Dios a Ignacio de Loyola está hoy enclaustrado entre los muros del santuario y bendecido como objeto santo. Dentro de la vetusta y robusta construcción casi ciega en sus primeros pisos no hay que perderse la Capilla de la Conversión, situada en el tercer nivel, pero tampoco las estancias y habitaciones donde se hacía la vida diaria. Se han conservado objetos y libros pertenecientes al creador de los Ejercicios Espirituales.  

El lugar se puede visitar cualquier día y será toda una experiencia el dejarse impregnar por estas santas paredes (previo pago de 2€ por persona). El recorrido incluye la visita a la reliquia, a la Basílica y también a la Casa del Beato Hermano Gárate, a poca distancia del edificio principal.

La visita a esta última construcción nos sumerge en la vida diaria de los caseríos vascos con sus muebles de madera, sus aperos de labranza y su cotidianidad modesta.  El Santuario de Loyola se encuentra en pleno campo rodeado por un cuidado parque privado.

Comer cerca de Loyola

santuario de loyola

Si el viajero, después de alimentar su espíritu con una inmersión en la sede de los Jesuitas, quiere reponer fuerzas y tomar algún bocado que le ayude a reanudar el camino, proponemos un restaurante en pleno campo, como el Santuario, que hará reconciliarse con la divinidad y su creación.

Se trata del Restaurante Belaustegi Baserri Jatetxea, situado en el municipio de Elgoibar, pero en mitad de la naturaleza.  Decorado profusamente en un estilo rústico de ensueño, dispone de comedores privados para 2, 5 o 50 personas. También tienen un bar y una terraza a disposición del comensal los días que hace bueno. 

Por supuesto se puede disfrutar de su deliciosa carta, pero tampoco hay que perderse sus menús especiales de la casa (a menos de 20 € por cabeza) o los del día por 14 euros. Con estos precios el disfrute aristocrático se pone al alcance de todos los bolsillos. Recuerda que el restaurante está en el lado mundano y que cierran los lunes por la tarde y los martes todo el día.


Algunos libros sobre viajes y arte en España






cookie script