jueves, 30 de agosto de 2012


Donosti: playas, paseos, arte, gastronomía y más


palacio miramar
Palacio Miramar

Recorrido (intenso) por lo mejor de Donostia, una de las ciudades más hermosas de Europa y centro de veraneo de la aristocracia española de principios de Siglo XX.

playa ondarreta
Playa Ondarreta

San Sebastián, colindante con la frontera francesa, ya existía antes de finales de Siglo XIX, cuando se puso de moda la costumbre de tomar baños de mar entre la realeza y la élite económica de entonces. Huyendo de los rigores de los veranos madrileños, la castiza reina Isabell II instala su corte de vacaciones en la costa norte de España. Reductos de ese pasado glorioso es el Palacio de la Magdalena de Santander y prácticamente toda la configuración urbanística de la Playa de la Concha de Donostia.

Aunque San Sebastián es un destino ideal para pasar un veraneo como los de antes, el viajero sibarita del siglo XXI con poco tiempo podrá disfrutar de esta bellísima localidad con el siguiente itinerario.

Peine de los Vientos

peine de los vientos
Peine de los Vientos

Situado en la cima del Monte Igueldo, una de las colinas que rodean la Bahía de San Sebastián, “el peine” está conformado por tres esculturas que se abren al Mar Cantábrico. Es una de las obras más conseguidas  del conocido escultor vasco Eduardo Chillida.  Ningún viajero se puede ir de Donastia sin haber visitado este lugar creado como si fuera un templo natural: El peine de los vientos

La estructura pétrea, las olas rompiendo en los peñascos, el aire salobre, la soledad, el hollín natural sobre el hierro, las vistas sobre la bellísima Isla de Santa Clara… dan un ambiente sobrecogedor que no dejará indiferente a ningún viajero aristocrático que se precio de serlo.

Bordeando los riscos del Cantábrico hacia la orilla nos situaremos en la Playa de Ondarreta de arena fina y vestida con elegantes casetas de lona. Que su ambiente del pasado no nos haga perder la perspectiva, ya que hacia al Este aguarda al viajero otra maravilla.


Palacio y Parque de Miramar

miramar
Vistas desde Miramar

Y esa maravilla no es más que la Playa de la Concha con su fotogénico paseo bordeado por barandillas de hierro pintadas en blanco. Pero antes de adentrarnos en este boulevard marino, debemos tomar un respiro en el Parque de Miramar bajo la mirada atenta del palacio homónimo.

Construido para la reina regente María Cristina en estilo inglés, es fiel testigo de la Belle Époque donostiarra. Aunque el interior del edificio palaciego ha sido objeto de una intensa reforma para adaptarlo a otros usos, su exterior permanece intacto.

Desde el parque se tienen una de las vistas de la Bahía de la Concha más impresionantes. El recorrido de poco más de un kilómetro que separa este espacio del Casco Viejo será del agrado de cualquier viajero. El paseo de la Concha termina en el Puerto de San Sebastián arropado por el Casco Viejo, donde se concentra la mayor y mejor oferta de pintxos de la ciudad.

Playa de la Concha

Comer en Donosti


Porque de esta bella ciudad aristocrática como ninguna el viajero no se puede ir sin degustar su rica gastronomía local, mezcla de los sabores de la tierra con la nueva cocina de autor. Sin entrar en los buenos restaurantes galardonados con 3, 2 y 1 estrellas Michelín (es la ciudad del mundo con mayor concentración de galardones de esta guía emblemática), en el Casco Viejo se concentra buena parte de los bares de pinchos.

Centrándonos en los alrededores de la Plaza de la Constitución, los gourmets internacionales se decantan por los situados en la Calle de Fermín Calbetón. Allí se localizan el Bar Borda Berri, el Bar Goiz Argi o Egosari.

Donostia con más tiempo

Palacio Ayete sede la Conferencia Internacional de Paz de 2011

Si se dispone de ganas, después de comer, no hay que perderse una visita al Museo de San Telmo ni tampoco al Parque y el Palacio de Aiete o Ayete. Construido por los Duques de Bailén que acompañaban a la realeza en sus viajes de veraneo, en la actualidad, está abierto al disfrute del público en general.  Está situado en el interior, en el otro extremo de la Avenida Pío Baroja.

Las grutas, lagos, cisnes y zona verde del parque harán las delicias de los pequeños viajeros, quienes también disfrutarán con el parque de atracciones situado en el Monte Igueldo.

Imágenes de contenido libre.


Euskadi: viaje, destinos, ideas, gastronomía…



Algunos libros sobre viajes y arte en España






cookie script