miércoles, 11 de julio de 2012


Cruceros de lujo Silversea


Cruceros

Esto sí son viajes como los de antes, viajes lentos, sin bullas, sin aglomeraciones y con todos los detalles: un crucero por el Mediterráneo  o por donde sea a cuerpo de rey. Estoy hablando de los cruceros de lujo Silversea y ¡ojo! que no tienen nada que ver con esas ciudades flotantes donde están todos amontonados con riesgo de naufragio incluido.

Cruceros de lujo


Los cruceros Silversea son diferentes porque están personalizados y porque utilizan barcos pequeños que pueden acceder a puertos deportivos e, incluso a las desembocaduras de los ríos accediendo al interior de algunas ciudades con puerto fluvial. La diferencia no es menor porque aquí estriba gran parte de la comodidad. Que no es lo mismo que te abran la pasarela y que te encuentres en Saint Tropez, como Diana de Gales descalza y con short mínimo, a que te metan en un bote con chaleco salvavidas incluido para luego dejarte en un autobús. Esto no es un viaje confortable, lo de Silversea sí lo es.

Pero aquí hay más, porque estamos hablando de auténtico lujo, de ese saber vivir que se ha perdido, pero que se quiere rescatar en Europa y que consiste simplemente en ofrecer a cada viajero lo que demanda, necesita o gusta. Que quieres intimidad, pues te la dan; que quieres recorrerte todas las ciudades y ruinas a tu paso, no hay ningún problema; que tienes el capricho (o la necesidad que desconozco la cotidianidad de mi lector) de un mayordomo, pues también lo ponen a tu disposición…

Y eso no es todo porque la sofisticación llega a todos los rincones de estos barcos capaces de dejarte en una isla deshabitada del Adriático o en una ciudad con ríos navegables.  Sin ir más lejos, las habitaciones son tipo suites con amenities de Bvlgari (me encanta la línea refrescante de té verde de esta casa) y la cocina está en línea con la ofrecida en Relais & Chateux, sí en esos hoteles situados en castillos, casas solariegas, residencias aristocráticas que te hacen sentir como un marqués de los de antes.  Y, por supuesto, sin sustos en lo que respecta al precio, ya que está todo incluido con un precio pactado y cerrado de antemano.

Rutas de los principales cruceros


Que no te quepa la menor duda que los cruceros Silversea no tienen nada que ver con esos viajes organizados, planificados y en los que no puedes decidir nada. Aquí se hace todo a la medida para que el viaje sea una aventura agradable por lo que conlleva de descubrimiento de nuevas formas de vida, emplazamientos y rutas. El mar, el buen ambiente, la mejor compañía harán el resto.

Los destinos son múltiples, incluso a los círculos polares o la Patagonia con barcos especiales, pero no hay que irse muy lejos para disfrutar y hay cruceros desde Barcelona que se pueden contratar sencillamente vía online. Picando en este enlace de la compañía, puede encontrar más información, salidas, horarios y datos prácticos que no caben en este espacio.  
Intentad ser felices y disfrutad de vuestras vacaciones. NT

Algunos libros sobre viajes y arte en España






cookie script