lunes, 30 de enero de 2012


Chichén Itzá y las pirámides mayas


En la península mexicana de Yucatán, a 120 kilómetros de Mérida y 188 de Cancún, se levanta Chichén-Itzá exhibiendo vestigios de culturas mesoamericanas. Allí se estableció el pueblo maya, que dominó la región geográfica que va desde el río Grijalva en México hasta el Valle de Ullúa en Honduras y el río Lempa en El Salvador.

Chichén Itzá


Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 y una de las Siete Maravillas contemporáneas en 2007, Chichén-Itzá evidencia conocimientos astrológicos y matemáticos, así como escritura jeroglífica y sistema de numeración vigesimal que, en parte, aún está por descodificar (picar en el link para más información). Se destaca el Templo o Pirámide de Kukulkán, también bautizado por los españoles en el siglo XVI como el Castillo, por buscar parecido arquitectónico que resultase conocido en Europa.

chichen itza

Otros monumentos conservados correspondientes al período posclásico (900 al 1500) de influencia tolteca son: Juego de Pelota, Plataforma de Tigres y Águilas, Tzompantli, Plataforma de Venus, Templo de los Guerreros, Mercado, Baño de Vapor, Osario, Casa Colorada, Casa del Venado, Templo de los Tableros Esculpidos, Casa de las Monjas y anexo, Iglesia, Akab-Dzib y el Caracol, un observatorio redondo en forma de torre que tiene túneles horizontales de estudio dirigidos hacia posiciones de importancia astronómica.

El eje principal de la ciudad lo determinan dos cenotes (pozos de agua): Sagrado o de los Sacrificios, utilizado para fines rituales, y Xtoloc, proveedor de agua a la población.

Pirámides Chichén Itzá


Kukulkán es la representación maya de Quetzalcóatl, divinidad tomada de los toltecas que significa “serpiente emplumada”. Una plataforma rectangular de 55,5 metros de ancho y 24 de altura forman una pirámide escalonada de cuatro lados, de 91 escalones por lado y el agregado de uno que conduce al templete superior, lo que suma 365, uno por cada día del año solar “haab”. En la base de la escalinata norte se encuentran sendas cabezas de la serpiente esfinge del Dios Kukulkán.

chichen itza

Durante los equinoccios de otoño y primavera la construcción permite observar mediante juego de luces y sombras siete triángulos isósceles invertidos que corresponden a las nueve plataformas, lo que semeja el cuerpo de una serpiente en movimiento que desciende hasta su cabeza pétrea. Con ello los mayas simbolizaron el mandato superior de predisponerse a la labor agrícola ante la amenaza de prontas lluvias.

Lugares mayas


Los estudios demuestran transformaciones y una posible reconstrucción hacia el siglo XI. En 1935 se encontró en el interior de la pirámide una figura de Chac Mool con incrustaciones de concha nácar, el recinto donde se realizó el hallazgo se conoce como sala de las ofrendas o cámara norte.

chichén itzá

En 1936 se descubrió la cámara de sacrificios, donde se halló la escultura de un jaguar rojo con incrustaciones de jade. Se determinó la existencia de una pirámide de igual forma a la exterior que correspondería al siglo XI, de 33 metros de ancho y 17 de altura hasta la plataforma del templete donde están el Chac Mool y el jaguar.

A diario hay espectáculos de luz y sonido, aunque lo interesante es apostarse en el tiempo que marcan los equinoccios a contemplar la ilusión óptica de la serpiente emplumada. La zona tiene un museo de sitio para documentarse, donde se narran procesos de excavaciones arqueológicas que han ido redescubriendo Chichén-Itzá. Graciela Ullán del texto y las imágenes.

Destinos de México

chichén itzá


cookie script