lunes, 5 de diciembre de 2011


Museo Egipcio de Barcelona


Fundación Arqueológica Clos


Las primeras instalaciones que ocupó el museo datan de 1994. En ese momento su exposición se limitaba al número de trescientas piezas antiguas, de los ámbitos religiosos y funerarios. Gracias a numerosas iniciativas destinadas a difundir y estimular el conocimiento de esta cultura milenaria la institución es, hoy en día, un referente de primer orden en Europa.

museo egipcio barcelona
Estela con policromía
Uno de los hitos de su historia es la exposición relativa a Tutankhamon, que llevó adelante en colaboración con la Universidad de Oxford, en 1994. Tanto su fama como sus colecciones fueron creciendo hasta que en el año 2000 su sede fue trasladada a las nuevas instalaciones donde finalmente se han podido dar a conocer numerosas piezas que hasta entonces no habían sido expuestas.

El Museo Egipcio de Barcelona es una institución privada perteneciente a la Fundación Arqueológica Clos y cuenta, entre sus muchos méritos, el de haber creado La Escuela de Egiptología. Fue solamente algo más tarde que se inauguró también, según su propia iniciativa, el Campus Arqueológico: espacio concebido como estrategia para acercar al público al conocimiento de las excavaciones arqueológicas y otras prácticas de la disciplina. La muestra de “Moda y Belleza en el antiguo Egipto” es una de sus iniciativas más exigentes y lleva su inequívoco sello.
    

Moda y Belleza en el antiguo Egipto


arte egipcio
Anillo de oro
Destaca por numerosos aspectos. Primeramente la temática en la que se encuadra ofrece un novedoso acercamiento a esta milenaria cultura. Más allá de los criterios arqueológicos sobre los que se fundamenta, ofrece la posibilidad de un recorrido a lo largo de 3000 años de la historia de la moda y la estética, dejando a la vista el grado de refinamiento que alcanzaron tanto en la vestimenta y joyería como en la cosmética y los cuidados del cuerpo.

Con un recorrido temporal que comprende desde el período pre-dinástico (3000 a.C.) hasta el S. VI a.C., todas las piezas proceden de hallazgos funerarios. Dado que éste era el momento en el que el difunto comenzaba el largo recorrido hacia el “Más Allá” se depositaban junto al cuerpo toda clase de utensilios útiles (el ajuar funerario) para su travesía. Ese es el motivo que vuelve tan singular a una de sus piezas de exposición. En un estado de excelente conservación se exhibe un par de diminutas sandalias de la tumba de un bebé de dos años cuya significación es notoria puesto que en ese período, incluso los faraones tenían el hábito de andar descalzos. Depositar calzado era una costumbre característica desde el comienzo de las tradiciones funerarias.

arte egipcio
Cinturón ceremonial
La muestra pretende atender especialmente a la confección de tejidos y prendas. Exhibe piezas de vestido y 20 túnicas plisadas de lino, de las cuales hay muy pocas a nivel mundial. Dos de ellas fueron restauradas por la Fundación Arqueológica Clos especialmente para esta muestra, es la primera vez que se exponen en público tras el proceso y proceden del “Museo delle Antichitá Egizie di Torino”. Se trata con especial interés el tratamiento que daban al lino, materia prima fundamental de sus vestidos.


Antiguo Egipto, moda, costumbres y joyas


arte egicpio
Vestido de cuentas
En lo referente a la moda se pueden apreciar los estilos de confección más sencilla hasta el tipo de escote que lucían las prendas de Cleopatra y las clases dominantes. Como curiosidad se revela el hecho de que numerosas prendas están conservadas al revés, lo cual podría tener relación con los ritos funerarios inspirados en la visión del “Más allá” como un universo invertido. La peluquería también ocupaba un lugar importante entre ellos. Es un aspecto sorprendente el que utilizaran una gran variedad de peinados, tanto hombres como mujeres, además del empleo de pelucas confeccionadas con cabello natural. Eran consideradas un complemento del vestido y un signo de estatus social.  Entre los objetos de tocador se encuentran contenedores de piedra para ungüentos, paletas de cosméticos, agujas de cabello y un incontable número de enseres vinculados al cuerpo, que rodeaban al difunto, fuera hombre o mujer.

De un modo general, y gracias a la excelente estructuración y tematización de los contenidos, puede apreciarse que la moda y la belleza comprendían un comportamiento, unos modos y hábitos de higiene que en una sociedad altamente jerarquizada como la egipcia, permitía distinguir a los diferentes colectivos.

Comisariada por Elvira D’Amicone (Universidad de Turín) y hasta el 20 de julio de 2012, la exposición presenta piezas del Museo de Bellas Artes de Lyon, el Museo Cívico Arqueológico de Bolonia, el Museo Egipcio de Florencia, el Museo Víctor Balaguer y otras entidades de renombre.  Colaboración de Marina Bianchi. 
Viajes Aristocráticos Actualizado en: lunes, diciembre 05, 2011

1 comentario :

Museu Egipci de Barcelona dijo...

Muchas gracias por vuestra información. Si queréis actualizarla con fotografías reales de la exposición, no dudéis en pedirnoslas

cookie script