martes, 6 de diciembre de 2011


Las Cataratas Victoria en un tren de lujo: Rovos Rail

Un viaje aristocrático a bordo del Rovos Rail, apodado “Orgullo de África” desde Petroria hasta las Cataratas Victoria.


cataratas victoria

Aún siendo creciente el interés por la naturaleza indómita de África, una buena parte de los viajeros occidentales suelen desechar, de entrada, este destino por las incomodidades que se le suponen. 

A una inseguridad generalizada (con conflictos armados incluidos) se suman la escasez de servicios óptimos y la proliferación de enfermedades endémicas para las que es necesario realizar una profilaxis específica o una vacunación en toda regla. Todo esto propicia que África, como destino turístico, esté aún por descubrir, dominada como está por el tópico que nos presenta un basto territorio salvaje solo apto para aventureros profesionales.


Desde Petroria hasta las Cataratas Victoria


Rovos Rail

Pero, para adentrarse en este rico continente, hay opciones totalmente distintas: las que nos transportan a la magia de lo desconocido, al glamour de épocas pasadas y a la elegancia de los viajes aristocráticos de antaño. 

Están estas propuestas diseñadas para el viajero sibarita, a quien se le invita a realizar un recorrido por algunos puntos señeros de este territorio inigualable sin renunciar a la comodidad, a la seguridad e, incluso, al lujo. La reconciliación con todos los tópicos que soporta África puede iniciarse perfectamente a bordo del Rovos Rail, en el trayecto que une Petroria, en Sudáfrica, con las Cataratas Victoria, en el río Zambeze, en la frontera entre Zimbawe y Zambia.

 

Turismo en Petroria con el Rovos Rail


En Petroria, centro administrativo de Sudáfrica y sede de la universidad más importante de esta parte del mundo, destino bien comunicado por avión con las principales capitales europeas y americanas, o en su defecto, perfectamente enlazado con Johannesburgo o Ciudad del Cabo, da comienzo un viaje hacia el interior del continente africano. 

Queda a elección del viajero permanecer durante un par de días descubriendo esta ciudad colonial inundada, en el verano austral, por el azul brillante de las jacarandas o encaminarse directamente a la estación central, donde no tendrá que esperar colas o soportar aglomeraciones, ya que la compañía Rovos Rail pone a disposición una sala exclusiva y acondicionada a la manera de los selectos clubes privados de principios de siglo XX.

tren lujo áfricaSalvo las paradas técnicas en la frontera, el tren continúa hasta las Cataratas Victoria, descubiertas para el público occidental en 1855 por el explorador David Livingstone (el de “Doctor Livingstone, supongo”). Llamadas así en honor de la Reina Victoria de Inglaterra, las tribus locales la conocen por el sugestivo nombre de Mosi-oa-Tunya, “el humo que truena”, en traducción al castellano. Nada más intuirse este espectacular salto de agua, el tren ralentiza su marcha y pasa muy despacio por el puente de acero (construido en 1905) que salva la catarata de mayor envergadura del planeta Tierra. Hay que estar preparados porque las vistas cortarán la respiración a más de uno. Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1989, no solo las cataratas son un espectáculo para el alma sino, también, todo el territorio que las rodea.

tren lujo

Rovos Rail, un tren de lujo en Sudáfrica



Con todo el confort de hoy y el glamour de antaño transcurrirá el viaje. Son tres días con sus dos noches a bordo de un tren que funciona como un hotel de cinco estrellas con compartimentos privados provistos de todo detalle y con servicio acorde, amén de restaurantes gastronómicos, un bar apto para fumadores o un vagón con vistas panorámicas al exterior. Porque esto es lo que no hay que perderse: los paisajes que se van desplegando sin parar con su sucesión de animales salvajes, pueblos por descubrir o enclaves mineros abandonados.

tren lujo

El Rovos Rail, Reina de África o Orgullo de África, como también se le conoce, fue creado en 1989 por Rohan Vos (las dos primeras sílabas de este particular emprendedor forman el nombre de la empresa) al estilo de los míticos trenes que recorrían Europa a inicios del siglo XX. Aunque no todos los vagones son originales, algunos, como los del restaurante o la suite principal, fueron comprados en una subasta de Montecarlo. Lo que había que restaurar fue acondicionado y lo que hubo que ser creado se ejecutó con esmero y mimo para convertirse en uno de los grandes trenes del mundo.

tren lujo


A diferencia de otros ferrocarriles turísticos, el Rovos Rail mantiene una línea regular entre Ciudad del Cabo y Pretoria y su recorrido estrella es el que une África de punta a punta. Desde Sudáfrica a El Cairo se van sucesivamente desplegando los miles de kilómetros que separan el sur del norte. 

Por la retina del afortunado viajero que logre embarcarse en una aventura tal, durante cuatro semanas, pasarán amaneceres en la sabana, lluvias en el bosque tropical, muchos poblados de tribus autóctonas, ríos caudalosos, cascadas de renombre, el desierto infinito, animales en migración y todas las estampas posibles del continente africano.

El tren Rovos Rail conduce al viajero exigente hacia el interior de África con todo confort y lujo. La aventura, al convertirse en experiencia, está, por tanto, garantizada.

Trenes de lujo en Viajes Aristocráticos


Por si quieres saber más sobre el fascinante mundo de los trenes 


Viajes Aristocráticos Actualizado en: martes, diciembre 06, 2011
cookie script