sábado, 10 de septiembre de 2011


Olite: castillo, turismo y festival teatro

Castillo de Olite


A Olite hay que ir en Julio. A ser posible durante la segunda quincena del mes. A lo largo de esas dos semanas esta bella ciudad de Navarra, en otro tiempo capital del Reino, vibra con su Festival de Teatro Clásico, el cual se celebra en un emplazamiento inmejorable: en uno de los patios del Palacio Real de Olite. Pero, vayamos por partes que se ha dado mucha información en muy poco espacio.

¿Qué ver en Olite?


Olite está en la zona media de Navarra, al Sur de Pamplona y a unos cuantos kilómetros de la capital. Aunque sus orígenes se remontan al siglo VII con una vaga referencia a una villa de raigambre goda, el esplendor de esta hermosa localidad comienza en el siglo XV, cuando Carlos III (conocido como El Noble) y su esposa Leonor de Trastámara mudan la corte desde Estella (cuya palacio ha sido reconvertido en un museo dedicado al pintor Gustavo de Maeztu) a Olite. Allí se hacen construir un magnífico castillo al estilo de los que se levantaban en Francia e instalan la corte.

Palacio de Olite
Castillo Real de Olite

Castillo e Iglesia Santa María de Olite


Anque no se conserva ni un solo mueble ni objeto decorativo original, disfruta de unas vistas inmejorables y la construcción en sí (sobre todo el jardín interior de la reina) es de una serena belleza. Visita obligada merece el patio dominado por una vieja morera. El Castillo de Olite fue construido con anterioridad a los impresionantes palacios del Valle del Loira (nada que ver con Chambord o Cheverny), pero sí tiene cierto parecido, aunque es menor, con el de Amboise.

El viajero no tendrá que andar mucho para disfrutar de la zona monumental de Olite, ya que lo más interesante está literalmente uno al lado del otro. Y cuando digo literalmente es que es literalmente. 

El Palacio (centro neurálgico señalado desde la entrada de la localidad) está prácticamente adosado a la Iglesia gótica de Santa María la Real rodeada por un extraño pórtico con delicadas arcadas y junto al templo, se encuentra el Parador de Turismo (no recomendable para viajeros exigentes, ya que exhala un aire triste y rancio) y junto al Parador, el Centro de Atención al visitante con una exposición sobre los vinos de Navarra.

Festival de Teatro Clásico de Olite


Los aficionados al teatro clásico tienen una cita con este festival que se viene celebrando desde hace doce años. Durante dos semanas, se representan obras del repertorio de los Siglos de Oro con una puesta en escena única: el Castillo de Olite. La página web del lugar, publicita, con bastante anterioridad, las obras en escena y permite comprar las entradas online, algo necesario en esta época tecnológica.

Festival de Teatro Clásico de Olite

Además, en la plaza central, allí donde se concentran las tascas, restaurantes y las oficinas del Ayuntamiento, un sótano perfectamente acondicionado mantiene una exposición permanente con dos temáticas distintas y un solo hilo conductor. El nexo de unión son los trajes. 

Se exponen modelos (magníficamente confeccionados y diseñados) del atrezzo de algunas obras que se han representado en el Festival junto a recreaciones (sacadas de obras de arte) de la ropa usada en la época de mayor esplendor de esta villa real que no es otro que el siglo XV, cuando la Reina Leonor mantenía su corte con músicos y juglares llegados de Francia.

Una sola mañana bastará para disfrutar tranquilamente y recorrer cada rincón de esta bella localidad navarra.





Algunos libros sobre viajes y arte en España






cookie script